VOLUNFAIR 2018

Esta edición fue una pasada. Hubo aventuras. Por ejemplo, una noche fuimos a pegar carteles a Ciu, en plan delincuentes, y nos llamaron para quitarlos al día siguiente. Casi nos da algo. Prometemos públicamente no volver a hacerlo jajajajajaj

Pasamos de ser 20 en el equipo a ser 40. El lema, "emprende el cambio". Vinieron Paco Arango, Pablo Urbano (VIVA AUARA), Nico Merino (este tío se hizo Asturias Kenia en bici y vino a contarnos) y Alberto Cabanes.

Este año la financiación nos costó que flipas. Montamos hasta un crowdfunding!!! Pero al final vino McDonalds al salvarnos. OH YEAH

VOLUNFAIR volvió a hacerse realidad. Hubo milagritos, as usual, y vinieron miles de jóvenes.

Miércoles 7: Q&A con Paco Arango

Una sesión dinámica en formato preguntas y respuestas con la participación del público.

Paco Arango

Nacido en México y con estudios de cinematografía en Boston y Los Ángeles, Paco Arango empezó trabajando como voluntario en hospitales infantiles en 2001. Esta necesidad de involucración y ayuda a los más necesitados le llevaría a fundar en 2005 la Fundación Aladina, destinada a hacer más felices y mejorar la vida de niños y adolescentes enfermos de cáncer y sus familiares, y que a día de hoy atiende a más de 1.500 niños. En 2008 fue elegido miembro de la junta directiva de Serious Fun Children's Network, una organización también dedicada a ayudar a los niños a divertirse disfrutar más allá de la enfermedad y todo lo que la rodea

Jueves 8: "Emprende el cambio" con Pablo Urbano (AUARA), Nico Merino (KUBUKA) y Alberto Cabanes (Adopta un abuelo).

Nico Merino

"El asturiano que lo dejó todo para irse a Kenia en bicicleta". Nico Merino, voluntario de 27 años, decidió coger su bici en Gijón y dar comienzo al proyecto conocido como "La Vuelta a Ellos", con dos objetivos claros: recaudar fondos para la ONG de la que forma parte, Kubuka, y retornar con la "familia" que forjó allí un año antes, cuando ayudó a construir un orfanato en Tala. El proyecto fue un éxito, y tras 10.000 km de pedalada, conflictos en aduanas y enfermedades como la malaria, el proyecto alcanzó cifras que rondaron el euro por kilómetro.

Pablo Urbano

Un joven comprometido con las necesidades y desigualdad de recursos en el mundo, en 2015 funda Auara, una empresa social que, vendiendo agua, da de beber tanto a sus clientes como a países del tercer mundo con difícil acceso a agua potable. Esta start up madrileña destina el 100% de sus dividendos a fines sociales, principalmente a la creación de pozos en países sumidos en la pobreza; aunque destacan también proyectos enfocados en fomentar la sanidad e higiene en países en desarrollo, apoyar la independencia de las mujeres o la protección y escolarización de niños. Auara ha conseguido abastecer ya a más de 42.000 personas, y su compromiso también se desarrolla en el medio ambiente, ya que son la única marca con botellas de plástico 100% reciclado.

Alberto Cabanes

Alberto Cabanes, manchego de 24 años, funda en 2014 la fundación "Adopta un Abuelo", dedicada a unir a jóvenes en un voluntariado destinado a acompañar a personas mayores, tanto en residencias como en sus casas, que viven sus últimos días en soledad. Su labor acerca a los jóvenes a la realidad de una sociedad que, de forma involuntaria, olvida paulatinamente a la tercera edad. La idea de Alberto, que se gestó en la residencia de mayores de Ciudad Real, se ha desarrollado hasta convertirse en el proyecto de más de 22.000 voluntarios y reconocido por 17 premios que es hoy.